Aunar tradición y modernidad no es tarea fácil. Entrelazar el pasado con el presente es un reto. Por eso, Montse Vila, socia del conocido restaurante Nuria ubicado frente a la fuente de Canaletes en Las Ramblas, se ha lanzado a una nueva aventura gastronómica en el que tomarse una copa se convierte en toda una experiencia.

En el Eixample de la ciudad condal (Casanova, 91) se ha inaugurado la coctelería Sapelly, un nuevo concepto en el que se conjugan armónicamente verbos que irradian al cuerpo de buena energía como beber, vivir, socializar, charlar y disfrutar. Nada más entrar, el tiempo se detiene. Uno se adentra a otra esfera. Es otra realidad. Como si te metieras en la máquina del tiempo de Wells.

Se empieza por el olor de la madera de Sapelly -árbol del África tropical- de una gran barra en un local inspirado en el estilo inglés; con un ambiente tranquilo y relajado y con una iluminación pensada para que al atardecer el visitante se olvide de todo y disfrute de cócteles de autor. Éste es Alessandro Martino, el alquimista de experiencias que sorprende con sus mezclas y propuestas a los clientes. Y da la clave para ser un perfecto bartender: “Escuchar, callar, aparecer, desaparecer, hacerse el sordo o el tonto”.

El aroma, la esencia, el sabor y el color se convierten en toda una experiencia única e irrepetible. Lo importante es la comunión entre el cóctel y el cliente. “Tenemos que ser capaces de ofrecer cócteles únicos e incomparables en Barcelona”, afirma con satisfacción Montse.

Una de las novedades de Sapelly son sus master class a cargo de Alessandro, que con su buen hacer logra que un curso pensado para iniciarse en el arte de la mixología y descubrir cómo preparar unos cócteles infalibles. Un velada para descubrir todos los secretos y detalles de los clásicos más demandados en la barra. Con esta masterclass de coctelería los asistentes se convertirán en los anfitriones prefectos o podrán sorprender a la pareja con una experiencia original en el ambiente perfecto.