El próximo otoño trae novedades para los amantes de los whiskies: dos nuevos maltas pertenecientes a la colección ‘Last Single Malts’, una selección compuesta por cinco whisky de malta diferente, cada uno con su historia y carácter propio. Los dos whiskies están elaborados en antiguas destilerías ubicadas en los extensos Highlands escoceses donde durante generaciones se han destilado y dejado madurar sin interrupciones en auténticas barricas de roble, donde han adquirido cada uno su particular sabor.

 

Royal Brackla y su real historia

Por primera vez en la historia, en el año 1833 el rey Guillermo IV concedió al malta Royal Brackla el estatus ‘Real’, el primer honor de este tipo que se otorgaba en la historia del sector y que se ha repetido solo dos veces más desde entonces. El prestigioso malta está elaborado en la destilería Royal Brackla, una de las más antiguas y distinguidas del mundo ubicada al norte de los Highlands Escoceses, en las tierras de cultivo del estado de Cawdor.

En el año 1833 el rey Guillermo IV concedió al malta Royal Brackla el estatus ‘Real’

Uno de los factores que más influyen en su complejo sabor es el hecho que la destilería, gracias a su privilegiada ubicación, sigue usando cebada escocesa de gran calidad y la misma agua del manantial del arroyo de Cawdor Burn. Una fermentación de ochenta horas, más larga de lo habitual, permite el desarrollo de su fascinante carácter afrutado y complejo. El punto fuerte del proceso de elaboración es el uso de suntuosas barricas de oloroso Jerez, que le otorgan al whisky de malta un acabado intenso y olor característico.

El whisky de malta Royal Brackla estará disponible el próximo otoño en dos variedades: 12 y 21 años. El Royal Brackla 12 años lo describen “con un sabor generosamente especiado” y con notas que denotarán su reposo en barriles de Jerez. El Royal Brackla 21 años al estar más años en barrica, busca expresar con más intensidad la dulzura del vino de Jerez. La mejor forma de disfrutar de su sabor suave y ahumado es sin ningún complemento, ‘on the rocks’.

 

El whisky Aberfeldy y su historia

El otro de los whisky de malta que se presentará es el Aberfeldy, elaborado en la centenaria destilería que lleva su mismo nombre ubicada en un valle exuberante a los pies de los Highlands centrales de Escocia. Según explican en la nota de prensa, uno de los secretos del sabor de Aberfeldy es la reserva de agua natural Pitilie Burn, “valorada como una de las mejores aguas de Escocia”. La calidad del agua, que se recoge en lo más alto de la montaña en el mismo río en el que se encontraban numerosos depósitos de oro, es esencial para dar a Aberfeldy su sabor único.

Aberfeldy es otro de los maltas exclusivos de esta colección. Denominado el ‘corazón de Dewar’s’, es el malta base con el que se elaboran muchos de los blended de la marca.

Qué notas se podrán encontrar? Nos cuentan que los entusiastas de los ‘single malt’ encontrarán en Aberfeldy “un malta de un cálido color dorado, poco ahumado, dulce y con notas de miel que lo hacen muy especial al paladar”. Este whisky de malta, también estará disponible con envejecimientos de 12 y 21 años, que pasan por una larga fermentación de hasta 70 horas que le permite desarrollar su sabor, donde destacan las notas de miel. Aberfeldy 12 tiene un sabor dulce y meloso; mientras que en Aberfeldy 21 tiene unas notas más afrutadas y un paladar más seco.

Perfect serve recomendado? Simplemente servido en frío, para disfrutar de sus características notas de miel.